La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

20 de octubre de 2017

Ni día después, ni día antes, día perdido…

Empeñados en la controversia; y la verdad cada uno la suya, dos verdades diferentes la real y la inventada, es como el cazador al que no le preocupa la liebre.
En este texto podemos leer que hablamos de un divorcio, de una disputa laboral, de un enfrentamiento entre conductores... No todo es lo que parece.

19 de octubre de 2017

Parrafadas…

1960 Cadillac

Primero fue uno luego dos, el primero platónico y silencioso, el segundo fue a la vez y fue menos de verdad pero más real, Alberto lo tenía todo agradable, buena conversación, alto y guapo, hijo de una familia amiga de la mía, y podría haber sido, ocasiones no faltaron, nos quedábamos solos en su casa o en la mía, en la mía asaltaba la despensa y se ponía a ordenar los discos, en la suya siempre tenía que terminar deberes, mientras me dejaba sentada en la cocina.
David era apasionado, tocaba el bajo en un grupo y los fines de semana lo seguía por los pueblos para verle actuar, el regreso en  coche en el asiento de atrás, durante la semana casi nunca tenia tareas, íbamos a hacer fotos, su segunda afición, me gustaba su colonia, aun la recuerdo y siempre fue caballero complaciente, alegre y divertido.

De Alberto perdí la pista, de David se que se casó con su novia, amiga mía también, y ahora dirige un archivo fotográfico

18 de octubre de 2017

Uno de detectives…

Un hombre fue encontrado muerto en su estudio. Estaba caído sobre su escritorio con una pistola en la mano. Sobre el escritorio había un grabador de cinta. Cuando la policía entró y lo puso en marcha escuchó: No puedo seguir así. No tengo razón para vivir. Luego se oyó el sonido de un disparo.
¿Cómo supo inmediatamente el detective que el hombre había sido asesinado?
          
 Mientras en casa su mujer…



Solución:
La cinta había comenzado al iniciarse la declaración del hombre. ¿Quién la había rebobinado?