La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

19 de junio de 2017

Cuando llega se abre un vacío…

Estoy lavando mis disgustos, por eso puede que algún borrón se intercale, que una lagrima moje dos letras. Acepto la indiferencia, tengo que asumir que no sepa quién soy, pero hoy me ha rechazado, no ha querido hablar conmigo, ni siquiera me lo ha dicho personalmente, ni un adiós. El romanticismo de muchas historias, las películas inventadas, anecdotas supuestas, cuentos que emocionan a quien no las padece en su vida. Cartas de quien las escribe para quien no las lee, la realidad nunca es tan bonita, nunca tiene segundas lecturas, la realidad araña, te deja vacía y desamparada. Mi madre hoy no ha querido hablar conmigo, “no llores es el Alzheimer”, “no te disgustes quizá mañana”… y no hay consuelo mañana será igual, pasado peor.

67 comentarios:

  1. Me ha gustado el GIF animado en blanco y negro, aunque tiene más de lo último que de blanco, pero el texto me ha dejado un poco con pena y amargura.
    "nunca tiene segundas lecturas Hoy si, ya que cierro el ordenador y el móvil y voy preparando para salir a Zaragoza, allí con más tiempo y tranquilidad, lo volveré a leer y volveré a comentar si procede.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen viaje, y prepárate porque Zaragoza te recibirá con todo el calor del mundo. Un abrazo fresquito y agradecido

      Eliminar
  2. Que no te conozcan padres e incluso hijos (1) debido a esa enfermedad es para llorar.

    (1) Puedo leer que el Alzheimer de tipo temprano, aunque no es habitual, también se suele dar.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi madre tenía setenta y pocos cuando se lo diagnosticaron, al principio eran pequeños olvidos, podía vivir sola, pero la enfermedad avanza y ya hemos pasado por la fase de que no nos conoce, ahora ya no le interesamos. Es muy triste.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Que triste es para un hijo que no te conozca tu madre, al principio es horrible, luego se va aceptando y al final nos convertimos en sus "mamás" porque ellos se vuelven niños indefensos. El GIF es perfecto, para explicar las neuronas sin conexión. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Ester: Lamento profundamente el drams que os toca vivir. Es durísimo. Pero, hay conformarse y debeís pensar que ella no sufre, ni es consciente de nada. Lo cual es una muy buena noticia. un abrazo muy fuerte amiga, y una caricia para tu mamá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las caricias es algo a lo que a veces reacciona, pero si eres pesada te da un manotazo. Un abrazo

      Eliminar
  5. Mi querida Ester, lo siento.
    Pues mi madre tenía 60 y tantos, cuando la demencia le traía recuerdos del pasado y se olvidaba del presente, no me conocía, en tres años más o menos quedó dependiendo de mi para todo.
    Aún así duró doce años.
    Estas enfermedades anulan a la persona por completo y es muy triste.
    Te paciencia, ellos no sufren, pero nosotros si.
    Un abrazo grande.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sufren cuando la enfermedad está muy avanzada, pero durante un tiempo lloraba porque creía que sus padres habían muerto y no se lo habíamos dicho, esto sucedía cada ida y no había consuelo, es una enfermedad que no tiene nada de romántica. Abrazos

      Eliminar
  6. Muy duro y triste esta enfermedad, perder la memoria y que una madre no te reconozca, quien no ha tenido y tiene personas queridas sufriendo esta u otra enfermedad hermana?

    Hoy te dejo un abrazo enorme, mas que palabras, que no me salen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se porque lo he contado, sabes que nunca mis entradas son personales, pero escribí por inercia y despumes decidí compartirlo, dicen que contarlas menas las suaviza, no es cierto. Un abrazo grande

      Eliminar
  7. No he vivido esa terrible experiencia, pero creo que hay que entregar todo nuestro amor, por duro que nos resulte que no nos conozca. Nunca se sabe si algo le llega. Paciencia y cariño para quienes lo sufren. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor y el cariño crecen cuando mas falta hacen, pero no se si los siente. Me queda el consuelo de que la quiero como siempre y que ella me enseño a ser la que soy. Un abrazo

      Eliminar
  8. Mi madre murió con 101 años y tuve la suerte de que siempre me reconoció. Ahora lo que temo es que yo no pueda reconocer a mi mujer, mis hijas y mis nietas.
    Afortunadamente no estoy en esa tesitura y espero no estarlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces pienso que me puede suceder lo mismo que a ella, es inevitable pensarlo. A mi egoistamente me gustaría que mi madre viviera muchos años. Abrazos

      Eliminar
  9. LO siento mucho, Ester.
    ¡Animo!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, está vez es real, no suelo contar nada personal. Un abrazo

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Es muy triste, y a pesar de todo la tengo y puedo abrazarla , Un abrazo para ti

      Eliminar
  11. Has emocionado mis sentidos, mi fuerza Ester. Un beso inmenso para ambas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído, he visto películas son bonitas, historias o inventadas o noveladas, la realidad no tiene nada de bonito. Abrazos

      Eliminar
  12. Espero que mañana tengas un dia mejor.
    Besos y un abrazo para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro, mi actitud siempre es positiva. Un abrazo agradecido Amapola

      Eliminar
  13. No hay consuelo, de hecho está mas que probado que quienes conviven con personas que sufren Alzheimer, necesitan casi siempre ayuda psicológica
    Y no solamente la padecen personas mayores, una persona muy allegada a mi se lo diagnosticaron con 45 años x culpa del alcohol... en fin

    un abrazo de mar que se lleve las penas o las mitigue

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ese abrazo, se que hay personas muy jóvenes que la padecen, mi madre empiezo con poco mas de setenta y al principio era llevadero pero la evolución no se ha detenido. Abrazos, no los tengo de mar pero van con afecto

      Eliminar
  14. Lo vivi con mi suegro y es muy duro.
    Ánimo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo quien lo ha vivido sabe lo que cuesta aceptarlo. Gracias Chelo, te abrazo

      Eliminar
  15. Es muy triste,conozco gente amiga con ese tema y se lo que se sufre,abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la impotencia, no me importaba repetir las mismas cosas cien veces, o escucharlas, pero ya no hay retorno, ya no le interesa nada, ya no tiene palabras . Un abrazo

      Eliminar
  16. Hiciste bien en desahogarte, Ester. A veces es necesario poner en palabras escritas lo que nos duele.
    Y tenés razón, lo que muestran en las películas está muy edulcorado y no tiene nada que ver con la realidad cotidiana con alguien con la enfermedad.
    Un abrazo inmenso, con mucho afecto y gracias por compartir este momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy reservada y ademas creo que hay cosas mucho mas amenas que hablar de mi, pero esta vez me explayé y ya lo estoy lamentando aunque agradezco las muestras de cariño, es una situación que no da nada, no hay esperanza, se le olvidaron las palabras. Muchas gracias Mirella, te abrazo con cariño

      Eliminar
  17. Ha de ser algo tremendo. Lamento de corazón tan trágica experiencia. Sólo deseo que algún día entreguemos todos nuestros recursos a investigar y erradicar ésta y otras enfermedades que son tan dramáticas. Sé que son muchos los esfuerzos y dedicación continua de grandes profesionales, pero todo esfuerzo es inútil sino se invierte en recursos.
    Mi abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablan de avances, de ensayos y quien sabe dentro de unas décadas, pero por ahora no hay nada, siempre busco un lado mejor y en este caso ha olvidado todo, incluso que tenia colesterol y dolores de espalda. no se trata de que haya olvidado quejarse, los análisis dicen que está bien. Gracias por escucharme

      Eliminar
  18. Hola Ester, paso a visitarte y veo que hoy tienes una entrada bastante triste. Cosa rara en ti. Nos tienes acostumbrados muy mal, pero contarlo, seguro que te hará sentir un poquito mejor.

    Te deseo toda la paciencia y fuerzas para sobrellevarlo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu me conoces Rafaela, y sabes que mi talante es alegre y mi condición es optimista, pero fue un mazazo y empecé a escribir mis sentimientos y luego los publiqué, créeme que ya me he arrepentido. Gracias por tus buenos deseos, te abrazo con cariño

      Eliminar
  19. Es una tristeza muy profunda,muy grande...
    Todo mi ánimo y mi cariño Ester.
    Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, que mal me siento de haberos puesto a todos en esa tesitura. Muchas gracias y un abrazo

      Eliminar
  20. Un abrazo Ester, no me ha tocado de cerca, pero he leído que la música ayuda mucho, lo han probado??? Mi madre no lo padeció, pero después de una operación de prótesis de cadera sufrió un infarto y estando en terapia intensiva, le pusimos unos audífonos con música de Agustín Lara y cantaba tan fuerte, que se le escuchaba hasta el pasillo, fue algo increíble.

    Se me apachurró el corazón, te acompaño.
    Abrapachos mil ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento después de haber probado con casi todo, lo único que funciona un poco son las caricias pero se cansa y créeme que todos deseamos besarla y achucharla hijas, nietos, biznietos, tiene un tropel de gente que inventa todos los días algo pero cada vez cuesta mas que reaccione. Gracias y un abrazuco

      Eliminar
  21. Ester te entiendo, lo conozco y es muy duro.
    Dejame decirte algo, y no te enfades conmigo, nunca nunca la ignores, porque crees que no se entera de nada, tienen sus sentimientos confundidos, o no
    Tengo una amiguisima que su madre tiene alhzeimer y es muy bonito como juegan
    Estoy contigo, si quieres mi telefono o email pidemelo, mi animo mis oidos los tienes
    ANIMO ABRAZOS BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre he pensado que en el fondo nos entiende aunque no lo demuestre, seguimos haciéndola participe de nuestras vidas, en las reuniones nos reímos y le contamos todo lo que hacemos, la esperanza sigue aunque sea pequeñita. Un abrazo grande

      Eliminar
  22. Es muy triste.
    Un abrazo Ester y todo mi cariño.
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carmen, siento haberos metido en este lío. Un abrazo

      Eliminar
  23. Dicen que Dámaso Alonso, devorado por el Alzheimer, le dijo a su mujer: "No sé quién eres, pero sé que te quiero". Sobre ese escalofrío, José Hierro escribió este poema:

    LEAR KING EN LOS CLAUSTROS
    Di que me amas. Di: «te amo»,
    dímelo por primera y por última vez.
    Sólo: «te amo». No me digas cuánto.
    Son suficientes esas dos palabras.
    «Más que a mi salvación», dijo Regania.
    «Más que a la primavera», dijo Gonerila.
    (No sospechaba que mentían.)
    Di que me amas. Di: «te amo»,
    Cordelia, aunque me mientas,
    aunque no sepas que te mientes.
    .
    Todo se ha diluido ya en el sueño.
    La nave en que pasé la mar,
    fustigada por los relámpagos,
    era un sueño del que aún no he despertado.
    Vivo brezado por un sueño,
    inerme en su viscosa telaraña,
    para toda la eternidad,
    si es que la eternidad no es un sueño también.
    .
    La tempestad me arrebató al Bufón,
    al pícaro azotado, deslenguado, insolente,
    que era mi compañero, era yo mismo,
    reflejo mío en los espejos
    cóncavos y convexos, que inventó Valle.Inclán.
    .
    Los brazos de las olas me estrellaron
    contra el acantilado y un buen día,
    ya no recuerdo cuándo, desperté
    y hallé sobre la arena
    piedras labradas con primor,
    sillares corroídos, lamidos y arañados
    por los dientes y garras de las algas.
    Entonces, desatado del sueño,
    comencé a rehacer el mundo mío,
    que se desperezaba bajo un sol diferente.
    .
    Y aquí está, al fin, delante de mis ojos.
    Oigo como jadea
    con la disnea del agonizante, del sobremuriente.
    Espera a que tú llegues
    y me digas «te amo».
    Conservo aquí los cielos que viajaron conmigo:
    grises torcaces de Bretaña, cobaltos de Provenza,
    índigos de Castilla.
    Sólo tú eres capaz de devolverles
    la transparencia, la luminosidad
    y la palpitación que los hacían únicos.
    Aquí están aguardándote.
    Quiero oírte decir, Cordelia, «te amo».
    Son las mismas palabras que salieron
    de labios de Regania y Gonerila,
    no de su corazón. Más tarde
    se deshicieron de mis caballeros,
    hijos del huracán, bravucones, borrachos,
    lascivos, pendencieros... Regresaron
    al silencio y a la nada.
    La niebla disolvió sus armaduras,
    sus yelmos, sus escudos cincelados,
    aquel hervor y desvarío
    de águilas, quimeras, unicornios,
    efigies, delfines, grifos.
    ¿Por qué reino cabalgan hoy sus sombras?
    .
    Mi reino por un «te amo», sangrándote en la boca.
    Mi eternidad por sólo dos palabras:
    susúrralas o cántalas sobre un fondo real,
    .agua de manantial sobre los guijos,
    saetas que desgarran con su zumbido el aire.
    así la realidad hará que sean reales
    las palabras que nunca pronunciaste
    .¡por qué nunca las pronunciaste!.
    y que ultrasuenan en un punto
    del tiempo y del espacio
    del que tengo que rescatarlas
    antes de que me vaya.
    Ven a decirme «te amo»;
    no me importa que duren tus palabras
    lo que la humedad de una lágrima
    sobre una seda ajada.
    .
    En esa paz reconstruida
    .sé que es tan sólo un decorado., represento
    mi papel, es decir, finjo,
    porque ya he despertado.
    Ya no confundo el canto de la alondra
    con el del ruiseñor. Y aquí vivo esperándote
    contando días y horas y estaciones.
    Y cuando llegues, anunciada
    por el sonido de las trompas
    de mis fantasmales cazadores,
    sé que me reconocerás
    por mi corona de oro (a la que han arrancado
    sus gemas las urracas ladronas),
    por la escudilla de madera que me legó el bufón
    en la que robles y arces depositan
    su limosna encendida, su diezmo volandero,
    el parpadeo del otoño.
    .
    Ven pronto, el plazo ya está a punto
    de cumplirse. Y no me traigas flores
    como si hubiese muerto.
    Ven antes de que me hunda
    en el torbellino del sueño,
    ven a decirme «te amo» y desvanécete en seguida.
    .
    Desaparece antes de que te vea
    nadando en un licor trémulo y turbio,
    como a través de un vidrio esmerilado,
    antes de que te diga:
    «Yo sé que te he querido mucho,
    pero no recuerdo quién eres».

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo conozco, he leído mucho sobre la enfermedad, cartas de maridos, conozco otros casos, pero ese romanticismo dura unos meses, la realidad es muy cruel, y no hablo de la familia, durante una etapa cada día morían sus padres, durante otra pasaba hambre y frío. Ella tambien sufría, no es nada cinematográfica esta enfermedad, no tiene nada de poética. Muchas gracias por intentarlo, abrazucos

      Eliminar
  24. Querida Ester. No tenía ni idea por lo que estás pasando. Es muy duro y lo peor, que no tiene remedio. Nos demuestrs mucha entereza. Creo que habernos dicho lo que te afecta te hace bien, alivia el compartirlo. He visto películas, charlas bien intencionadas...pero la realidad es otra y tenéis que sobrellevarlo unidos y con el amor como soporte.
    Lo siento, te envio todo mi cariño y muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Charlas, asociaciones, amigos especialistas, cine, poemas, cartas, libros, No es verdad, nada funciona, con el tiempo el enfermo pierde todo atisbo de realidad. Muchas gracias por vuestra paciencia, seguro que ya no os vuelvo a dar la lata. Un abrazo

      Eliminar
    2. Eso no, Ester. Estoy segura que todos nosotros, cuando tengas necesidad de decirnos sobre el asunto, estará interesado en escucharte con el máximo interés. Es mucho peso, si podemos aliviarte, cuanta con nosotros.
      En parte te compensa por que ella no sufre, está ausente. Todas las personas que he conocido con un caso como el tuyo sí me han dicho que ellos perciben el cariño cuando se les demuestran, honestemente tengo que decirte que no lo sé, pero sí que la familia necesita ayuda.
      Esto le puede ocurrir a cualquiera de nosotros. Tengo un pellizco en el corazón. No dudes en contar conmigo y hablar si lo necesitas.
      Un abrazuco fuerte, muy fuerte.

      Eliminar
    3. Muchas gracias de las de corazón. Un abrazo redondo

      Eliminar
  25. Qué triste, Ester, mucho ánimo.
    Un abrazo grande 🌸

    ResponderEliminar
  26. Ester,amiguca,esa enfermedad es muy dura,y no me extraña que te sientas triste.No lo llamaría indiferencia,aunque lo parezca,es la propia enfermedad. Pero yo seguiría acariciándole y besándola,porque lo que no sabemos es hasta qué punto lo sienten .
    No abandones tus caricias,en la medida que puedas,Siempre será una forma de notar presencia.
    Sabes que cuidé a mi madre hasta los 98 años,y nunca dejé de besarle,de acariciarla.
    Ah,me permito decirte que expresar los sentimientos o estado de ánimo,es sanador y no debes de sentir arrepentimiento,porque necesitabas sacarlo .Aquí todos los que te escribimos lo hacemos con cariño,cercanía y comprensión.
    Te dejo besucos y bendiciones,mi mano y cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, ella ha sido siempre mi referente, la persona en la que me he fijado, una amiga y una buena compañera de paseos y tardes de compras, ahora nos toca a nosotros devolverle un poco de lo que nos dio durante años y que fue mucho.Gracias de corazón, te abrazo con fuerza

      Eliminar
  27. Ay Ester! Se me hizo un nudo en la garganta al leerte, que tristeza, que mal tan difícil de transitar, ver a alguien tan cercano y amado irse tan lejos.
    Un texto conmovedor. Beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es complicado expresar la soledad que te deja el desdén de quien me acunó, de quien ha sido siempre mi consuelo, espero que nunca lo sepa, siempre ha sido el alma de la familia. Gracias por todo, me alegra tu visita

      Eliminar
  28. Que te voy a decir que ya no sepas... voy a comentarte algo, aunque creas que no te conoce, a pesar de la arterioesclerosis cerebral, puede haber pequeños flashes que se producen cuando el cerebro se oxigena y hay más riego sanguíneo entonces, dura segundos, pero en ese tiempo suceden cosas increíbles. Mi madre pronunció mi nombre y me reconoció solo una vez, pero lo hizo. En las primeras fases de la enfermedad captan el ambiente que les rodea, la alegría y la tristeza, lo pude comprobar. Están ausentes pero no sabemos qué ocurre en su cerebro, no pueden expresar sus sentimientos y llegan a olvidar hasta como se traga el alimento.
    Solo nos queda darles cariño aunque después salgamos con el corazón destrozado.
    Hay noches tremendamente oscuras, sin estrellas y en las que hasta la luna llora.
    Un abrazo.
    Solo nos queda demostrarles cariño y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demostrarle nuestro cariño es sencillo, la queremos con locura, sus nietos juegan con ella y le gastan bromas aunque no se entere, sus hijas la achuchamos y le ponemos colonia, la misma que usó durante años, y confió en que esos momentos de semi lucidez recuerde los cariños y nunca el que no nos reconozca.Pero es triste. Gracias amiga, sigo debiéndote un café ¿o me lo debes tu?.Abrazos

      Eliminar
    2. Pondremos remedio y aclararemos las cuentas.

      Eliminar
  29. Cada día será pero Ester... 11 años lo sufrimos con mi padre y es tremendo...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevamos muchos años y cada día es peor, tu lo sabes. Solo espero que no se rompa, que no sufra ella y que la pueda estrujar muchos años. Un abrazo grande

      Eliminar
  30. Ay, Ester. Cuánto lo lamento. La de cosas que cada uno llevamos y ni parece, eh!
    Mucho ánimo y cariño en este largo abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara, todos tenemos escondites, los ánimos no me faltan habéis sido todos muy cariñosos. Un abrazo grande

      Eliminar
  31. Hola, Ester.
    Al leer esta entrada me he acordado de un cómic que leí hace poco: "Arrugas", de Paco Roca. Tal vez lo conozcas.
    En todo caso, me hizo reflexionar sobre esta triste enfermedad, sobre lo doloroso de olvidar y que te olviden.
    He visto casos muy de cerca y sé lo duro que puede ser.
    Un saludo y ánimos.
    Sofía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, no lo he leído pero si me han hablado de el, creo que es mas triste que te olviden y mas doloroso olvidar, nunca olvidamos a mi madre, tiene una familia que la adora. es ella la que se ha olvidado hasta de ella. Veo que te has hecho seguidora, espero que te encuentres bien en este blog, los seguidores son geniales.

      Eliminar